Home / Blog / Cómo cuadrar tus préstamos para el cierre del año contable

Cómo cuadrar tus préstamos para el cierre del año contable

Uno de los puntos más importantes a los que deben prestar especial atención los dueños y responsables de negocios y empresas en España, a la hora de realizar el cierre del año o ejercicio contable de su empresa, es el de cuadrar correctamente los préstamos en los que haya incurrido la empresa.

Es de vital importancia recalificar las deudas con entidades financieras para que pasen de largo a corto plazo, dicho de otro modo, cuya obligación en el pago pase de una fecha de vencimiento superior a 1 año, a una inferior al mismo.

De manera similar, las empresas tendrán que estar atentas para recalificar y cuadrar sus deudas con proveedores u obligaciones que por las circunstancias acordadas en el contrato, dispusiese de una obligación de pago superior al año, algo que suele ser común al realizar pagos cuantiosos periodificados, cuyo importe total suele pagarse a lo largo de un periodo de tiempo relativamente largo.

Recalificar deudas a largo plazo a préstamos a corto plazo

Antes de poder cerrar correctamente el año contable, los responsables de las empresas y negocios tendrán que recalificar las deudas o préstamos cuya fecha de vencimiento se vea reducida del largo al corto plazo, o dicho de otro modo, cuya fecha límite para el pago se encuentre en un periodo de tiempo inferior a 1 año.

Si, por ejemplo, nuestra empresa ha incurrido en un préstamo con vencimiento y pago a 2 años de 10.000€ con un tipo de interés de pago vencido del 10% (se paga al devolver el préstamo), la empresa tendrá que realizar 2 movimientos, primero, recalificar el préstamo que inicialmente era a largo plazo, de una cuenta del grupo 1 a una del grupo 5, pues estará pasando del pasivo no corriente al pasivo corriente.

DebeHaber
10.000€ (170) Deudas a largo plazo con entidades de crédito(520) Préstamos a corto plazo con entidades de crédito 10.000€

De esta forma, estaremos actualizando y cuadrando las cuentas de nuestro balance, para dejar reflejado de forma correcta la naturaleza de la financiación de nuestro negocio o empresa.

Contabilizar los gastos de intereses derivados de dicha deuda

Para el ejemplo anterior, hemos visto que el préstamo en el que ha incurrido nuestra empresa tiene un interés del 10% que se paga con el vencimiento del préstamo. Para el asiento de cierre y cuadre de cuentas del siguiente año contable, nuestra empresa tendrá que cuadrar tanto el préstamo a corto plazo como el pago de los intereses:

DebeHaber
(520) Préstamos a corto plazo con entidades de crédito 10.000€(572) Bancos CC 11.000€
(6623) Intereses de deudas con entidades de crédito 1.000€

De esta manera, nuestra empresa liquidará el pago de la deuda, así como los intereses generados de la misma.

¿Tienes dudas sobre cómo cuadrar préstamos para el cierre del año contable de tu empresa?

Si sigues teniendo cuestiones sobre cómo cuadrar correctamente las cuentas de los préstamos y otras deudas de tu negocio en el cierre del año contable, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. En CCPYME’s contamos con expertos contables que estarán encantados de ayudarte con cualquier duda que puedas tener derivada de préstamos u otro tipo de deudas de tu empresa. Ponte en contacto con nosotros sin compromiso y podremos ayudarte a cumplir correctamente con los deberes fiscales y contables de tu negocio.

¿Te ha gustado? Compártelo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

También te puede interesar

Sea cual sea tu empresa o negocio

Nuestro objetivo es ayudarte a gestionarla de forma eficiente y eficaz. ¡Contacta con nosotros!