Home / Blog / Diferencias entre un consultor financiero y un director financiero.

Diferencias entre un consultor financiero y un director financiero.

Uno de los principales dilemas con los que suelen encontrarse los empresarios españoles a la hora de dirigir correctamente su negocio es el de contratar o no ayuda en materia financiera y, en caso de decidir que sí, qué figura es la que realmente necesita su negocio.

Como norma general, existen 2 tipos de figuras externas que pueden ayudar en el espectro financiero de tu negocio: 

  • El consultor financiero externo.
  • El director financiero externo.

Si bien ambas nos van a resultar de gran ayuda para mejorar la situación financiera de nuestras empresas, y pueden llegar a ser claves a la hora de asegurar el futuro de las mismas, debemos ser plenamente conscientes de cuál sería la idónea para nuestras necesidades.

Si quieres saber las diferencias entre un consultor financiero externo y un director financiero externo, no te pierdas este post. Intentaremos ayudarte para que puedas tomar la decisión adecuada. 

El consultor financiero externo

El consultor financiero es una figura de apoyo para nuestros negocios, que centra sus esfuerzos en solucionar problemas financieros puntuales, analizar datos de la empresa y dar soluciones a los problemas y retos con los que nuestro negocio requiera ayuda.

Se podría decir que es un profesional al que nuestra empresa puede acudir a consultar y pedir consejo para solucionar problemas puntuales o para trazar planes a medio y largo plazo, pero no nos ayudará de forma continua.

Del mismo modo, los consultores suelen tener experiencia con muchas empresas que se ponen en sus manos, por lo que acumulan mucha experiencia, siendo conocedores de diversos casos de varios sectores de la economía española. Esto los hace muy valiosos, ya que poseen conocimientos muy variados y son capaces de adaptarse a cualquier reto o problema que se les plantee.

Otro punto a tener en cuenta, es que al contar con ellos solo cuando el negocio los necesita, su coste suele estar más controlado, y puede ser una buena solución si nuestro volumen de negocio no es muy elevado o no disponemos de los recursos suficientes para contar con otro tipo de figura de apoyo financiero. En conclusión, su labor es puntual y a petición nuestra, factores que se ven reflejados en su coste.

El director financiero externo

Por otro lado, tenemos la figura del director financiero externo, una figura que trabajará día a día, codo con codo con nuestra empresa, para no solo ayudarnos a solucionar problemas o trazar planes de manera puntual, sino para asegurarse de que estos se van a llevar a cabo, haciendo un control y un seguimiento de los mismos.

El director financiero nos ayudará con todas las materias financieras de nuestro negocio, comenzando por un análisis de nuestra situación financiera para poder solucionar los problemas más importantes, dando paso después a la realización de un plan financiero y una estrategia financiera que será implementada paso a paso.

El director nos ayudará en la implantación del mismo, así como en la toma de decisiones financieras basadas en la información de la empresa, velando siempre por la misma y con el crecimiento de nuestra rentabilidad y negocio en mente.

¿Cuál necesito en mi negocio?

Si bien ambos profesionales van a estar orientadas en mejorar la rentabilidad de tu empresa, tratando de reducir los costes innecesarios, mejorar el control de la tesorería y optimizar las obligaciones fiscales de tu negocio para que pagues solo lo que te corresponde por ley, la clave para decidirse entre un director o un consultor financiero reside en las necesidades que se tengan en ese momento.

Si somos gestores de una empresa pequeña con recursos limitados que busca mejorar su situación financiera, un consultor sería tu mejor opción, gracias a su versatilidad y la capacidad de solucionar problemas o trazar planes de acción de manera puntual.

Si por el contrario somos dueños o gestores de un negocio con mayor recorrido, más recursos y capacidad, nuestra recomendación es optar con los servicios de un director financiero externo, el cual no solo trazará los planes y solucionará los problemas en momentos puntuales, si no que nos ayudará a implantar dichos planes, haciendo un seguimiento y un control para que se lleven a cabo, convirtiéndose prácticamente en uno más de tu empresa.

Si ya tienes claro cuál es la figura que necesita tu negocio, o si aún sigues teniendo preguntas, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. En CCPYME’s contamos con expertos consultores y directores financieros externos. Podemos ayudarte a decidir qué figura le conviene más a tu empresa y brindarte esa ayuda financiera que puedes llegar a necesitar en cualquier momento.

¿Te ha gustado? Compártelo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

También te puede interesar

Sea cual sea tu empresa o negocio

Nuestro objetivo es ayudarte a gestionarla de forma eficiente y eficaz. ¡Contacta con nosotros!