Home / Blog / El Impuesto de Sociedades: Definición y cómo calcularlo correctamente.

El Impuesto de Sociedades: Definición y cómo calcularlo correctamente.

El Impuesto de sociedades es uno de los tributos más conocidos por los empresarios españoles, pues deben hacer frente a su pago de forma anual: Tiene como objetivo las rentas de entidades, empresas y sociedades que realicen su actividad económica en el territorio español, puesto que es el hecho imponible que este tributo grava la generación de sus rentas.

¿Quieres saber cómo calcular correctamente el Impuesto de Sociedades? Sigue leyendo este post y trataremos de responder a las posibles dudas que te puedan surgir con el tema.

Ley de impuesto de Sociedades

El impuesto de sociedades está regulado tanto por la Ley del propio impuesto como por el Reglamento del impuesto de Sociedades.
Ambos documentos legales se publican en el BOE y tienen como objetivo presentar, recoger y mostrar toda la información que regula dicho impuesto. Si diriges una empresa, te recomendamos encarecidamente que conozcas bien estos documentos y los tengas a mano, porque en ellos se recoge toda la información sobre el tributo.

¿Debe mi sociedad pagar el Impuesto de Sociedades?

Uno de los requisitos principales para generar el hecho imponible gravado por el impuesto es que tu empresa se considere como “residente en territorio español”. Las condiciones a cumplir para ello son:

  • Que se haya creado o constituido en base a las leyes españolas.
  • Que su domicilio social esté registrado y presente dentro del territorio del estado español.
  • Que su sede efectiva de la dirección de la misma empresa esté localizada dentro del territorio del estado Español.

Habrá que tener en cuenta que regiones como la Comunidad foral de Navarra o el País Vasco, si bien forman parte del territorio español, tienen un régimen fiscal propio.

Es un impuesto que grava las rentas de las personas jurídicas

Y esto es algo muy importante a tener en cuenta, así como el IRPF grava las rentas de las personas físicas, el Impuesto de Sociedades sería su equivalente para las personas jurídicas. De igual manera, destacar que aquellas sociedades civiles sin objeto social ni mercantil, están exentas de pagar este impuesto, al igual que algunas entidades específicas pese a que carezcan de la condición de ser persona jurídica.

¿Cuánto se debe pagar de impuesto de sociedades?

La cuantía a pagar en hacienda solo la podremos calcular haciendo uso de los documentos contables de nuestra empresa, donde están los datos necesarios para calcular la base imponible sobre la que se aplicará el tipo impositivo del tributo.

Por norma general, el tipo general del Impuesto de Sociedades es del 25%.

Este se verá reducido para determinados casos, la mayoría de ellos buscando fomentar la creación de empresas y la dinamización de la economía española.

  • Las Sociedades Cooperativas que gocen de protección fiscal, tributarán al 20%, salvo para sus resultados ajenos a dicha actividad protegida, donde se aplicará el tipo general.
  • Las empresas o sociedades de nueva creación, podrán disfrutar de un tipo impositivo del 15%, siempre y cuando cumplan los requisitos reflejados en el BOE. Las sociedades patrimoniales no pueden acogerse a este tipo, y la empresa debe haber comenzado un objeto social completamente nuevo y ajeno a otras actividades económicas previamente realizadas.

Del mismo modo, mencionar que, en caso de tener un resultado contable negativo, no tendremos que pagar el impuesto para ese año fiscal, y podremos compensar dichas bases imponibles negativas con otros años para beneficio fiscal de nuestra empresa.

¿Cómo calculo la base imponible sobre la que aplicar el tipo impositivo?

La base imponible se obtiene tomando como base el resultado contable de la empresa, específicamente de su cuenta de pérdidas y ganancias,que se obtiene de dicho documento, mediante la resta de los ingresos menos los gastos de la sociedad durante dicho periodo contable. Es de vital importancia que se tengan en cuenta los gastos deducibles, ya que estos nos permitirán aminorar la base imponible, de tal manera que tendremos que pagar una menor cuantía en el tributo:

Base imponible (Ingresos – Gastos) * Tipo impositivo (25% el general) =  Cuantía del IS

Sin embargo, el cálculo no resultará tan sencillo, puesto que tendremos que realizar una serie de ajustes en base a los criterios contables y fiscales de los gastos de nuestra empresa.

Por poner un ejemplo, no podremos tomar un gasto como una multa de tráfico derivada de la realización de la actividad de nuestra empresa como gasto deducible para la base imponible, ya que no es fiscalmente deducible.

No obstante, sí que podremos compensar bases imponibles negativas de otros ejercicios contables o gastos derivados de amortizaciones para reducir la base imponible y, en consecuencia, pagar una menor cuantía de Impuesto de Sociedades.

¿Qué modelos debo presentar en Hacienda para realizar el pago?

Por norma general, las sociedades tendrán que presentar el Modelo 200 en la Agencia tributaria de forma anual, entre los días 1 y 25 de julio.

También cabe mencionar que existen los modelos 202 y 220, utilizados para el pago fraccionado del Impuesto de Sociedades y el pago para grupos de sociedades respectivamente.

Si tienes más dudas y quieres ahorrar lo máximo posible en el pago del Impuesto de Sociedades, no dudes en contactar con nosotros.

¿Te ha gustado? Compártelo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

También te puede interesar

Sea cual sea tu empresa o negocio

Nuestro objetivo es ayudarte a gestionarla de forma eficiente y eficaz. ¡Contacta con nosotros!