Home / Blog / La importancia del cierre contable para las empresas.

La importancia del cierre contable para las empresas.

Uno de los momentos más importantes del año para todas las empresas y negocios españoles es el momento del cierre contable, punto en el que se proceden a cerrar las cuentas del año económico para ver los resultados de la empresa, cuantificar el resultado del ejercicio económico de la misma y dilucidar de este modo si hemos tenido pérdidas o ganancias. De este modo, las empresas dentro del plazo establecido tienen que cerrar el ejercicio contable y realizar el cálculo de los documentos contables pertinentes.

¿En qué consiste el ejercicio contable?

Normalmente, el ejercicio contable suele consistir de los 12 meses naturales del año (del 1 de enero al 31 de diciembre), nunca siendo mayor a este tiempo. El ejercicio suele coincidir con el año natural y ciclo económico de la empresa, y se toma como periodo de referencia para comparar datos fiscales, contables y económicos de la misma.

Sin embargo, tendremos que tener en cuenta que el ejercicio no siempre dura 12 meses, ya que eventos como el nacimiento y fundación de una empresa o la disolución de la misma harán que dicho ejercicio sea más corto de lo normal, eso sí, nunca superando los 12 meses, como ya se hemos mencionado.

¿El ejercicio contable debe ser siempre del 1 de enero al 31 de diciembre?

No, de hecho, la empresa puede decir qué periodo de 12 meses naturales le viene mejor o es el más adecuado para la naturaleza de su negocio. En algunos trabajos y sectores como el vacacional, la agricultura o la educación pueden elegir otras fechas para el cierre que sean más acordes al ciclo natural de la actividad.

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de realizar el cierre contable de nuestra empresa?

Para realizar el cierre contable de nuestra empresa de forma correcta, tendremos que tener en cuenta los siguientes pasos e indicaciones:

  • Repaso y revisión de la contabilidad actual: Se debe vigilar y repasar las facturas de proveedores o clientes, el resultado de operaciones financieras y otros ingresos y gastos, así como la tesorería y activos líquidos de la empresa.
  • Realización de los asientos contables de ajuste: Se deben realizar asientos de ajuste como los de valoración de existencias, inventario, amortizaciones, provisiones entre otros para que todo quede correctamente reflejado.
  • Cálculo de la cuenta de pérdidas y ganancias y del resultado contable: Ver el resultado de la cuenta de pérdidas y ganancias para poder calcular y reflejar el resultado final del ejercicio económico del periodo contable.
  • Redactar y realizar el asiento de cierre contable: Se deben saldar y cuadrar el resto de cuentas para poder realizar el asiento de cierre contable. Todas las cuentas de pasivos y activos deben arrojar el mismo valor para comprobar que lo hemos realizado de forma correcta.

Se recomienda realizar el cierre contable lo antes posible.

Esta buena práctica nos ayudará a tener los datos fiscales y contables de nuestra empresa cuanto antes, para poder observar el recorrido realizado durante el ejercicio contable y actuar en consecuencia. Por otro lado, si se deja de lado y se retrasa el cierre contable, puede acarrear una serie de consecuencias negativas, tales como cantidades de saldos acreedores o de deudores que modifiquen nuestro balance o saldos sin cuadrar ya sea de fondos propios o con entidades financieras.

Si sigues teniendo alguna duda sobre como realizar el cierre contable de tu empresa de la mejor manera posible, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. En CCPYME’s contamos con expertos en materia fiscal y contable, que podrán asesorarte de la mejor manera para que realices el cierre del ejercicio contable de tu negocio de la mejor manera posible.

¿Te ha gustado? Compártelo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

También te puede interesar

Sea cual sea tu empresa o negocio

Nuestro objetivo es ayudarte a gestionarla de forma eficiente y eficaz. ¡Contacta con nosotros!