Home / Blog / Modelo 190. Uso, presentación y claves.

Modelo 190. Uso, presentación y claves.

¿Qué es y para qué sirve el modelo 190?

El modelo 190, tal y como lo define la agencia tributaria, es un modelo de declaración informativa, relacionado con la rama de retenciones e ingresos a cuenta derivados, principalmente, de los rendimientos procedentes del trabajo y actividades económicas

Debe ser presentado por todas aquellas personas físicas o jurídicas que hayan tenido la obligación de retener o a ingresar a cuenta del IRPF. 

Es decir, es un modelo que recoge un resumen de todas las retenciones derivadas del IRPF que han tenido que ser realizadas a lo largo del año

Es de vital importancia para los autónomos y empresarios o gestores de pymes, ya que estos suelen tener empleados a los que practican retenciones sobre su salario de forma mensual. Del mismo modo, deben presentarse aquellas retenciones realizadas sobre los rendimientos económicos, donde van reflejados los profesionales.
El modelo 190 actúa como un resumen global anual de todos los modelos 111 presentados de forma trimestral por parte de autónomos y empresarios.

¿Quién está obligado a presentar este modelo?

La Agencia Tributaria es muy clara y precisa con aquellas personas que deben presentar el modelo 190, y especifica lo siguiente:

“Están obligadas a presentar el modelo 190 todas aquellas personas físicas, jurídicas y demás entidades, incluidas las Administraciones públicas, que, estando obligadas a retener o a ingresar a cuenta del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) conforme a lo establecido en el artículo 76 del Reglamento de dicho Impuesto, satisfagan o abonen alguna de las rentas que se indican seguidamente.”

Rentas incluidas en el Modelo 190

Las rentas incluidas en el modelo 190 son las siguientes:

  • Rentas derivadas de rendimientos del trabajo.
  • Rentas derivadas de actividades económicas profesionales.
  • Rendimientos derivados de la propiedad intelectual o industrial.
  • Rendimientos derivados del arrendamiento o subarrendamiento de bienes muebles, negocios o minas.
  • Ingresos provenientes de premios de juegos, concursos o rifas.
  • Rentas exentas que tengan la consideración de rendimientos del trabajo.
  • Ganancias patrimoniales obtenidas como consecuencia del aprovechamiento forestal en montes públicos.

¿Cuál es el plazo para presentar el modelo 190?

El modelo 190 debe presentarse dentro del plazo establecido por la AEAT, y de forma idéntica al modelo 180, este debe ser presentado durante el primer mes del año, es decir, del 1 al 31 de enero de cada año. Del mismo modo, puede ser presentado de forma presencial o telemática. 

¿Qué pasa si lo presento fuera de plazo?

Para el modelo 190, disponemos del mismo periodo de gracia para su presentación que el de el modelo 180, es decir, disponemos de los cuatro días naturales siguientes a la finalización del plazo para su presentación fuera del mismo.

¿Con qué datos debo rellenar el modelo 190?

El modelo 190 debe incluir los siguientes datos:

  • Datos del declarante (NIF, apellidos, nombre…).
  • Persona con la que relacionarse a efectos del modelo presentado (datos de contacto y nombre).
  • Resumen de los datos incluidos en la declaración:
    • Total de percepciones relacionadas con la declaración.
    • Importe total de las percepciones relacionadas.
    • Importe total de los ingresos a cuenta y retenciones realizadas a los perceptores relacionados.
  • Datos de los perceptores. En este apartado es obligatorio incluir el importe, la clave y la subclave de las percepciones.
  • Declaración complementaria o sustitutiva. Realizada para corregir errores de omisión de percepciones que no fueron incluidas en anteriores declaraciones.

Las claves del modelo 190 y su importancia para la presentación del documento.

Como hemos visto previamente en los datos obligatorios a presentar, debemos especificar las claves y subclaves de las percepciones del modelo 190. Las claves ayudan a identificar el origen de estas percepciones, mientras que las subclaves sirven para aclarar y especificar el origen con mayor fidelidad.

Las claves se identifican haciendo uso de las letras del alfabeto, yendo desde la letra A, a la letra L. Las subclaves, por otra parte, se identifican haciendo uso de dígitos dobles, que comienzan por el “01”.

Algunas de las claves más importantes del modelo 190 son:

Clave G modelo 190

Una de las más comunes, unida a los rendimientos de actividades económicas profesionales. Es muy importante para los autónomos.

Sus subclaves nos ayudan a diferenciar el tipo impositivo de la retención realizada a la percepción, siendo la primera para el tipo general, la segunda para loterías y concursos y la tercera para el tipo reducido referenciado el artículo 95.1 del impuesto.

Clave H modelo 190

Similar a la G, pero con la diferenciación de que va unida a los rendimientos de actividades económicas forestales, ganaderas y agrícolas, aquellas de estimación objetiva a las que se hace referencia en el artículo 95.6 de la ley del IRPF. 

Sus subclaves nos ayudan a diferenciar el tipo de retención reducida aplicada.

Clave F modelo 190

Unida a los rendimientos del trabajo relacionados con premios o eventos como cursos, conferencias, seminarios o similares. Del mismo modo, recoge los rendimientos generados por obras artísticas, científicas o literarias.

Sus subclaves nos ayudan a diferenciar si ese tipo de ingreso va relacionado a la concesión de premios o al resto de casos.

¿Te ha gustado? Compártelo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

También te puede interesar

Sea cual sea tu empresa o negocio

Nuestro objetivo es ayudarte a gestionarla de forma eficiente y eficaz. ¡Contacta con nosotros!